Lo que no nos han contado


¿Los edulcorantes son saludables?


Vamos a ver, el azúcar tiene calorías vacías (no aporta ningún nutriente) y está asociado con la obesidad y patologías metabólicas, como la diabetes, y cardiovasculares. Hasta aquí la mayoría de la sociedad lo tiene claro y eso es un enorme punto a favor para poder llevar una alimentación saludable. Lo que ya no tenemos tan claro es que lo realmente perjudicial del azúcar no son solamente las calorías que posee, sino su efecto adictivo. ¿No os ha pasado que cuándo os coméis un donut o cualquier producto ultraprocesado con una alta proporción de azúcar os sentís mejor, pero a los pocos minutos necesitáis más?

Sustituyendo el azúcar por edulcorantes conseguimos dejar de ingerir un exceso de calorías vacías, puesto que la mayoría de los edulcorantes son acalóricos. Pero, esto no soluciona el problema definitivamente amigos. Vamos a seguir manteniendo un umbral del dulzor muy alto y por ende necesitaremos de una continua ingesta de estos productos para saciar este umbral. ¿Qué va a conllevar esto? Si no bajamos el umbral comiendo alimentos dulces naturales, como la fruta, éstos nos terminaran pareciendo sosos y siempre sustituiremos un desayuno saludable por unas galletas edulcoradas y un café con sacarina.  

La ingesta de edulcorantes desplaza alimentos mucho más interesantes nutricionalmente, como la fruta, unas tortitas integrales o el cacao puro.

Para los que sigan pensando que pueden sustituir el azúcar por edulcorantes y así solucionar el problema tened en cuenta que existen estudios recientes que confirman el efecto negativo que tienen estos ingredientes sobre la microbiota intestinal1,2, la alteración de la cual está relacionada con problemas digestivos y enfermedades como la obesidad, el desarrollo de diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico.

Los edulcorantes, lejos de funcionar en la pérdida de peso y la prevención de la diabetes3, acentúan este perfil metabólico.

Sé que algunos estaréis pensando que en vez de usar el azúcar blanco se puede optar por cocinar o comprar productos con ingredientes más “naturales” como miel, panela o azúcar moreno integral de caña. Pero con esto vamos a seguir teniendo una alta ingesta de calorías y su dulzor va a seguir saturando los receptores del sabor dulce de la boca e influirá en la necesidad constante de “algo dulce”.

Si os gusta realmente el café, os recomiendo dejar de tomarlo con azúcar, panela o estevia. Id reduciendo poco a poco el consumo de estos productos insanos que lo único que hacen es crearnos más ansiedad. Está bien utilizar algún edulcorante para momentos ocasionales (por ejemplo para cocinar un bizcocho o unas magdalenas casera). Pero, si evitamos su consumo diario, la fruta, la zanahoria, el pan integral e incluso el cacao puro nos parecerán dulces. Y además, estaremos alimentándonos de calorías llenas de nutrientes favorables para nuestro organismo.

REFERENCIAS:
1.Bokulich, N.A.; Blaser, M.J. A bitter aftertaste: unintended effects of artificial sweeteners on the gut microbiome. Cell Metabolism. 2014, 20, 701-703.
2. Suez, J., et al. Artificial sweeteners induce glucose intolerance by altering the gut microbiota. Nature. 2014, 514, 181-186.
3. Bruyère, o., et al. Review of the nutritional benefits and risks related to intense sweeteners. Archives of Public Health. 2015, 73, 41.

@alonutri.xa Septiembre, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: